Sociedad Cultural Casino de Novelda

Situada en la calle Emilio Castelar

La construcción data de 1888 y posteriormente ha sido ampliado. En una época de esplendor, donde las ganas de acometer proyectos inundaba el pueblo de Novelda, un grupo de 8 amigos terratenientes, que a su vez eran comerciantes de vino, azafrán, y especias, crearon un centro de recreo y de asociacionismo para fomentar las relaciones entre los vecinos. Asimismo, también nació como punto de reunión de estos comerciantes para hacer negocios.

El proyecto fue encargado en 1886 al arquitecto de la Diputación Provincial de Alicante D. Antonio Puigcerver y la ejecución de las obras correría a cargo de los hermanos José y Eduardo Beltrá Navarro, ambos de Novelda.

La arquitectura del Casino no es fiel a un solo estilo sino que podemos encontrar atisbos de neoclásicobarroco e incluso modernista.  Era una época de cambios, la distribución interior y las fachadas apenas nos muestran ornamento, sin embargo el edificio posee una decoración prominente de techos y paredes.

En aquella época, el acero empezaba a ser relevante en la arquitectura y se construye el templete situado en la zona central del jardín. Las estructura del mismo es sencilla y romántica, destacando el techo de madera de su interior. Actualmente el templete es de los pocos que quedan en la Comunidad Valenciana.

Se trata de un edificio de dos plantas con amplios salones para tertulias y juego, magníficamente decorados con artesonado y uno de ellos con hermosas pinturas en su techo y laterales.  Una verja de hierro sobre basamento de piedra contornea los alrededores de 7.000 m2 que constituyen el jardín, en cuyo centro se dispone el templete para  actuaciones musicales.

Durante la guerra civil se utilizó el edificio del Casino como un hospital dado que sus amplias salas y extensos jardines, lo convertían en el lugar ideal para tal fin.

Una vez finalizada la guerra civil, pasan unos años hasta 1940 en el Casino se prohibiría hablar de política, enfrentamientos y pasa a ser un lugar de ocio y fines culturales.  En esta época, solo se utilizaban los salones de la planta baja, es decir, el salón de los espejos se utilizaba como sala de juego y como salón social el de los tapices. El incremento de socios años más tarde, hará que el juego vuelva a subir a la primera planta. El tipo de socio cambia. En un principio solo los socios con cierto poder adquisitivo podían asociarse, a partir de esta época cualquier persona que podía pagar la cuota era bienvenido, eso sí, se necesitaba el aval de dos socios. Pertenecer al casino era importante, era un lugar con mucha vida, muy atractivo para la sociedad de la época.

Otro hecho significativo de aquella época, era que las mujeres no podían ser socias directamente. Para poder acceder al Casino, debían ser hijas o esposas de socios. Inusual era ver a mujeres en el interior del edificio durante la semana, sin embargo el fin de semana era distinto, ya que acompañaban a sus esposos. Las plantas superiores del edifico era de acceso exclusivo de hombres.

En 1992 se convoca una junta extraordinaria en los jardines del Casino para tratar si las mujeres podían o no ser socias. Esta fue sin duda, una de las juntas con mayor participación. Los socios entendieron que el papel de la mujer en la sociedad estaba cambiando y el Casino debía evolucionar, a partir de entonces las mujeres optan a ser socias del Casino.

El Casino actualmente es una sociedad abierta, que participa en multitud de actos del pueblo de Novelda y abre sus puertas  para que todos puedan disfrutar de este maravilloso espacio.

www.casinonovelda.es

📞