HORARIO DE APERTURA

DE LUNES A DOMINGO

DE 10 A 14H

DE 18 A 20H


Santuario de Santa María Magdalena

Sin lugar a dudas, la visita obligada del viajero que llega a Novelda es al Santuario de Santa María Magdalena, incluida en la Ruta europea del modernismo.

Este templo se asienta sobre el cerro de La Mola, junto al castillo almohade del mismo nombre, a 3km del núcleo urbano.

Este edificio religioso fue construido a partir de un proyecto que trazara el ingeniero textil noveldense D. José Sala Sala quien impregnó su proyecto del estilo modernista catalán donde realizó sus estudios. Su construcción, en sustitución de una ermita medieval, comenzada en 1918, necesitó de tres fases y 30 años, para dar por terminada la obra en 1946.

La construcción del santuario fue promovida gracias al auge socioeconómico de la ciudad, basado en la elaboración de la piedra natural y la comercialización de las especias, circunstancia que permitió el desarrollo de una burguesía comercial que canalizó sus inquietudes artísticas e intelectuales a través de modernismo, estilo que observamos en su diseño, de clara influencia gaudiana.

En la fachada principal destacan dos torres laterales de 25m de altura culminadas por una cruz pétrea, que también se halla en la cúpula y sobre los arcos superiores de la fachada.

Los motivos decorativos tendrían antecedentes en los estilos medievales, barrocos y en la propia naturaleza; influencias que llevaron al autor a combinar guijarros del río Vinalopó, azulejos policromados, ladrillos rojizos, mampostería, etc., que se reflejan por todo el exterior del edificio.

El interior se compone de una nave central rectangular en cuyos tímpanos se representan escenas de la vida de la Santa con dos espacios laterales adosados, es decir, una original base con forma de vaso de ungüento, recipiente con el que según la tradición cristiana, María Magdalena ungió los pies a Jesucristo.  Al fondo, en el ábside, se halla el camarín de santa María Magdalena, copatrona de Novelda, y detrás del altar, podemos admirar un hermoso cuadro atribuido a Gastón Castelló.

 

En la actualidad, sobre la fachada interior del edificio, se ha instalado el basamento del primer órgano público realizado en piedra natural procedente de las canteras de la comarca, proyecto de Iván Larrea Bellod, con cuatro soportes y cinco puentes entrelazados. Con una altura de 11 metros y una anchura de 6, su peso total se estima en 40 toneladas, contando para su construcción con cerca de 7.000 piezas, de las cuales, 704 corresponden a los tubos musicales, con dos teclados de 54 notas cada uno y un tercer teclado de 30 notas en su pedal. Su diseño modernista, decorado con cinco grandes módulos de forma oval, sintetiza con la estructura del Santuario.

Folleto Santuario descargable pdf

📞